Ábrete a la gente

Obsérvate día a día en tus relaciones con los demás.

Ábrete a la gente

La inteligencia emocional es algo que siempre está trabajando, aunque no te des cuenta. Desarrollarla y potenciar tu nivel de inteligencia emocional está al alcance de tu mano.

¿Has notado últimamente que te gustan las situaciones en las que se ve amor, esperanza o alegría, como en las bodas? ¿O que sabes ayudar a los demás a que entiendan sus sentimientos? ¿Cambias de actitud con respecto a la gente porque crees que así harás las cosas más fáciles entre vosotros?

Si has contestado «sí», estás desarrollando tus emociones de la mejor manera posible. La interacción, en este caso, es esencial para relacionarse con los demás.

Puedes prever cómo reaccionarán los otros y, con los años, sentirás como ellos, afrontarás situaciones difíciles sin tener que ponerte a la defensiva y aprenderás a pedir disculpas.

En definitiva, si trabajas el trato con la gente y notas que eres capaz de transmitir tus sentimientos, es que eres emocionalmente competente.

Continúa abriendo tu corazón a los demás sin miedo a herir o ser herido. Aumenta, si puedes, tu círculo de amistades, muéstrate tal y como eres: verás cómo también los otros, poco a poco, querrán ser más libres emotivamente. Como tú.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.