Analiza tus miedos

¿Qué te paraliza y no te deja avanzar?

Por mucho que descubramos que hay aspectos de nuestra personalidad que nos están haciendo sufrir, dificultando nuestras relaciones y saboteando nuestros objetivos, no siempre resulta fácil cambiarlos.

Estas creencias están siempre subyacentes, y se hacen notar a la hora de abandonar aquellos aspectos de nuestra personalidad con los que nos identificamos, aunque sean nuestros enemigos.

Identifica cuál es tu mayor temor y sitúalo fuera de tu vida:
• El miedo a ser «descubierta» como soy de verdad: Sospecho que en el fondo soy una persona horrible, indigna de amor; por lo tanto, manteniendo como soy ahora, tengo alguna esperanza de ser bien acogida en el mundo o de sentirme a gusto conmigo misma.
• El miedo a ser vulnerable y que me hieran: Tengo que proteger mis creencias inconscientes, mis proyectos y a mi mismo. Si abandono esta estrategia, desaparecerá el suelo bajo mis pies. No se puede confiar en el mundo.
• El miedo a desaparecer: Si bajo la guardia, me relajo y me hago consciente de quien soy, desapareceré; mi «yo» conocido dejará de existir y no podré proteger mi identidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.