Cuál de las 7 inteligencias es la tuya

Para aprovechar al máximo tu potencial interior, descubre cuáles de las siete inteligencias se destacan más en tu persona.
Conocer y educar nuestras habilidades es el primer paso para desarrollarnos con éxito en nuestra vida personal y profesional.
Muchas veces nos preguntamos: «¿soy inteligente?, ¿tengo capacidad para enfrentar este desafío?, ¿por qué soy tan exitoso en la vida profesional y tan inmaduro en lo personal?». Las respuestas no son tan sencillas como se creía hasta hace un poco más de 20 años, cuando el coeficiente intelectual era el único registro formal de nuestras capacidades.
Sin embargo, hoy sabemos que la gente desarrolla distintos tipos de habilidades que son importantes para su modo de vida; y no es lo mismo definirlas para un grupo de marinos que necesitan deslizarse bajo el agua para observar ballenas, que para un bailarín, un ingeniero o un contador.
La capacidad de resolver problemas tiene que ver con los valores y las características del contexto en que nos encontramos. Pone atención a cada una de ellas, las desarrollamos a continuación para que encuentres la tuya:
Inteligencia lingüística: Abarca el ilimitado mundo de la comunicación y nuestra capacidad de pensar en palabras y de utilizar el lenguaje para comprender, expresar y valorar significados. ¿Qué sería de nosotros si no pudiéramos decir lo que pensamos? Esta inteligencia nos permite darnos a conocer y relacionarnos con el mundo. Es la palabra la que permite enriquecer nuestras posibilidades expresivas.
Inteligencia lógico-matemática: Abarca varias clases de pensamientos en tres campos muy relacionados: la matemática, la ciencia y la lógica. En las personas especialmente dotadas de esta inteligencia, el proceso de resolución de problemas es extraordinariamente rápido. Sorprende el hecho de que esta inteligencia tiene una naturaleza no verbal y que la solución de un problema puede darse antes de que sea puesto en palabras.
Inteligencia espacial: es la capacidad de procesar información en 3D. Se relaciona con la aptitud que tenemos frente a aspectos como color, línea, forma, figura, espacio y la relación que existe entre ellos. Comprende habilidades de reconocimiento y elaboración de imágenes visuales, razonamientos acerca del espacio y sus dimensiones, manejo y reproducción de imágenes tanto internas como externas.
Inteligencia musical: es nuestra capacidad de comunicarnos mediante formas musicales. Implica la habilidad para componer e interpretar piezas con tono, ritmo y timbre; así como escuchar y juzgar. Datos procedentes de distintas culturas apoyan la teoría de que la música constituye una facultad universal. Puede estar relacionada con la inteligencia espacial, lingüística y corporal.
Inteligencia Corporal-Kinésica: Se la conoce también como inteligencia física, se relaciona con la capacidad que tiene el individuo para controlar sus movimientos y manejar objetos. Involucra la destreza psicomotriz. Abarca no solo los movimientos sino los cálculos en base a ellos y sus resultados, que las personas pueden desarrollar para medir sus efectos.
Inteligencia intrapersonal: Es la manera de percibir nuestro mundo afectivo. Todo lo que tiene que ver con conocerse, identificarse y expresar sentimientos o controlar los impulsos reside aquí. Se refiere a nuestra autocomprensión y es la puerta a la propia vida emocional: cómo queremos, cómo percibimos el afecto. Supone también la habilidad para conocer y controlar las emociones que residen dentro nuestro, y adaptarlas a las distintas situaciones.
Inteligencia interpersonal: Se refiere a nosotros y el mundo. Tiene que ver con nuestra capacidad de relacionarnos, de entender, de interactuar, de comprender intenciones y motivaciones. Es más importante que nuestra eficiencia o nuestros conocimientos académicos, porque es la que determina la elección de la pareja, los amigos y, en gran medida, nuestro éxito en el trabajo o el estudio. El planteo de esta teoría es superador, porque ya no hablamos de talentos sino de inteligencias, es decir, de capacidades humanas independientes e interrelacionadas.
Este concepto revoluciona el mundo de la educación y nos da por primera vez una chance única en nuestras vidas: acercarnos de un modo más certero y profundo al entendimiento de nuestro funcionamiento interior, descubriendo cómo las personas desarrollamos y contextualizamos nuestras aptitudes.

Volver a Inteligencia emocional

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.