Escucha a tu cuerpo

¿Cómo podemos empezar a calmar y a entrenar nuestra mente? En la respiración está la llave de ingreso hacia un mejor estado mental y cognitivo.
Mediante las distintas técnicas de respiración consciente podemos cultivar nuestro contacto y conexión con nuestro propio organismo.
Nos ayuda a enfocarnos en el momento presente. También disminuye nuestra tendencia a perdernos en reacciones emocionales y preocupaciones mentales.
Con el tiempo, la atención a la respiración nos permite desarrollar una conciencia no reactiva que nos posibilita transitar nuestra experiencia de una manera más plena. En la medida que esta atención se despliega, puede derramarse hacia otras áreas de nuestra vida.
El contacto es una experiencia sensorial.
Al practicar aprendemos a vivir a través de los sentidos, pero con sentido. Aprender a ser conscientes de nuestras vivencias corporales es uno de los aspectos fundamentales para entrenar nuestra mente y lograr el mejor funcionamiento posible.

Volver a Inteligencia emocional

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.