Nunca tengo lo suficiente

Según los especialistas en este tipo de alteraciones anímicas, las principales características de los insatisfechos crónicos son las siguientes:
→ El éxito no les proporciona alegría, solo los induce a pensar «¿podré lograrlo otra vez?».
→ Sienten que sus esfuerzos no son lo suficientemente reconocidos pero los elogios los ponen incómodos.
→ Tienen la sensación de ser constantemente relegados y de que otros, con menos capacidades, están en mejores lugares.
→ No les basta el éxito moderado: todo lo que se acerque al término medio les parece un fracaso.
→ Crean situaciones en las que siempre son puestos a prueba.
→ Vuelven a recrear situaciones del pasado, sobre todo las negativas.
→ Subestiman la ansiedad y la depresión que sienten porque están acostumbrados a ellas.
→ Son adictos al esfuerzo y a las frustraciones emocionales.

Volver a Inteligencia emocional

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.