Visualizar lo que deseamos

Visualizar, dibujar, poner por escrito lo que deseamos, tratar de imaginar y de ubicarnos mentalmente en ese lugar que queremos alcanzar, son todos ejercicios que ponen en marcha la energía positiva en pos de una meta.
Esto, sin embargo, no quiere decir que se trate de un mecanismo mágico, ni que a través de estas acciones concretemos exactamente el deseo de la misma forma en que lo imaginábamos. Los caminos de la energía positiva nos llevan hasta lugares a veces impensados, incluso superando nuestras expectativas. Lo que necesitamos -y esta es la piedra angular de la ley de atracción- es ser pacientes y congruentes con lo que deseamos.
Vivir con una actitud activa, confiando en que estamos transitando hacia un futuro mejor. Así, cada objetivo se concretará de muchas formas: a veces literalmente, a veces lateralmente; en algunos casos muy rápidamente, en otros de manera paulatina y progresiva.

Volver a Inteligencia emocional

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.