Autoestima: Quererte más

Quererte a ti misma es la clave para relacionarte de forma positiva con tu entorno, aprovechar las oportunidades que la vida te ofrece y sacar partido de todo el potencial que hay en tu interior.

Autoestima: Quererte más

La forma en que nos valoramos a nosotros mismos es la base so-—i bre la que se asienta nuestro bienestar emocional.

Si nuestra autoestima es negativa, difícilmente podremos disfrutar de las cosas bellas que la vida nos ofrece, afrontar con valentía sus retos, relacionarlos de forma saludable o, simplemente, sentirnos satisfechos con nosotros mismos.

Los especialistas en coaching demuestran que el indicador que anticipa con mayor seguridad el nivel de felicidad de una persona es su grado de satisfacción consigo misma.

Un estudio entre hombres y mujeres de diferentes culturas, constató que entre el 75% y el 85% de los individuos consideran que tener una buena opinión de uno mismo es el ingrediente más valorado para ser feliz.

Y es que aprender a querernos es el mejor camino para disfrutar de una vida plena.

Intenta acabar con las ideas limitadoras

El mayor boicoteador de nuestro crecimiento personal es el miedo. Nos inmoviliza y coarta nuestras acciones. Para vencerlo existen diversas estrategias:

Visualiza en positivo

Cuando los temores nos acechan tendemos a imaginar situaciones negativas, anticipando hechos futuros que, aunque nunca lleguen a producirse, en ese momento nos hacen sufrir y menoscaban nuestra confianza.

Rompe esta dinámica haciendo exactamente al revés, visualizando los éxitos que deseas conseguir.

Afronta tus complejos

Estos son una de las múltiples formas que adopta el miedo. Para encararlos es importante analizar cuál es su origen: ¿nacieron de un comentario que te hicieron en el pasado?, ¿son fruto de compararte con otras personas? Si lo analizas un poco, probablemente comprobarás la escasa solidez de su fundamento.

Observa detenidamente a los demás y te darás cuenta de que nadie es perfecto, de que para lo que unos es un defecto para otros es una virtud o un carácter distintivo de la personalidad.

Una terapia efectiva es compartir tus inseguridades con personas allegadas. Su punto de vista te ayudará a relativizar y descubrirás que, a menudo, lo que nosotros consideramos un gran hándicap a ojos de los demás pasa desapercibido.

Huye del no saldrá bien

Si piensas que no saldrá bien posiblemente acabes teniendo razón porque lo más probable es que ni lo intentes.

El único fracaso al que debes tener miedo es al de no probarlo. Si sale bien, habrás conseguido lo que querías; si sale mal, habrás aprendido con la experiencia.

La confianza es un sentimiento y una actitud ante la vida y también una elección. Frente a la dificultad siempre puedo elegir interpretar lo que sucede como un peligro o como un desafío.

Puedo mirar lo que sucede como una catástrofe y transformarme en víctima o puedo elegir mirarlo como una oportunidad de crecer y convertirme en protagonista.

Deja de compararte

Cada uno de nosotros es un ser único y compararse con los demás es
un gesto tan inútil como dañino. Destierra esta costumbre de tu monólogo interior y céntrate en tus capacidades. Lo importante no es ser la mejor, sino ser la mejor versión de ti misma.

Cumple tus compromisos

Uno de los hábitos más eficaces para aumentar la confianza en nosotros mismos y generar confianza en quienes nos rodean es cumplir con las promesas.

En primer lugar, las que nos hacemos a nosotros mismos. Faltar a nuestras promesas es una manera rápida y eficaz de socavar nuestra confianza.

Da rienda suelta a todo tu potencial

Todos poseemos talentos y capacidades pero no siempre sabemos reconocerlos. Si sientes que no estás sacando lo mejor de ti, ha llegado el momento de desempolvar ese tesoro que llevas años guardando y sacarlo a la superficie.

Busca la niña que hay en ti

Un primer paso es trasladarte con la mente a tus primeros años de vida y buscar la respuesta a preguntas como ¿qué te gustaba hacer entonces?, ¿cuáles eran tus ilusiones?, ¿qué sueños has dejado por el camino? Estas respuestas te indicarán hacia qué dirección quieres avanzar.

Márcate unos objetivos

Muchas veces la rutina del día a día nos va alejando de nuestros objetivos sin que apenas lo percibamos. Redefine tus objetivos y haz un esfuerzo por salir del camino fácil.

Plantéate objetivos realistas

Eso no significa que tengas que limitar tus sueños, sino que siempre tienes que asentarlos sobre una base sólida.

Sobre el error de plantearnos metas inalcanzables, Verónica y Florencia de Andrés advierten que «si siempre vas más allá, al comparar lo conseguido con lo pretendido siempre saldrás mal parada, con menoscabo de tu autoestima. Cuanto menos realistas sean tus objetivos, más fácil será que te sientas defraudada».

Toma decisiones

Un ingrediente clave para afianzar tu confianza es sentir que llevas las riendas de tu vida, que nadie decide por ti.

Resulta más fácil dejarse llevar, pero esquivar responsabilidades tiene un coste. Si te escudas en la idea de que cambiar las cosas no está en tu mano y adoptas la postura de víctima difícilmente conseguirás de la vida lo que deseas.

Confía en tus recursos

Todos tenemos puntos débiles pero los individuos que han aprendido a confiar en sí mismos saben que los puntos débiles no los definen como personas o, al menos, no más que sus características positivas.

Si solo te fijas en tus errores estás distorsionando la realidad y negando una parte importante de ti. Por cada cosa que creas que hagas mal, busca aquellas que has hecho bien. Verás que la balanza acaba inclinándose hacia el lado positivo.

Celebra tus éxitos

Es la mejor forma de reconocerlos y de que no te pasen desapercibidos. Cuando somos muy exigentes con nosotros mismos consideramos normal hacer las cosas bien, por mucho esfuerzo que nos hayan costado pero, en cambio, somos muy críticos con el más mínimo error. No dejes que una modestia mal entendida menoscabe tu confianza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.