Consejos para liberarte de la culpa

Aprender de las equivocaciones del pasado y comprometerse a no repetirlas es sano y necesario, pero el sentimiento de culpa es malsano y estéril porque hace que la persona se sienta molesta y deprimida en el presente a causa de algún hecho que ya es historia, e inconscientemente cree que debe cargar con ese malestar en vez de corregir el patrón de conducta que lo produjo. Para eliminar la culpabilidad…

Consejos para liberarte de la culpa

  1. Empieza a mirar el pasado como algo que jamás puede modificarse.
  2. Pregúntate qué estás evitando en el presente por culpa del pasado.
  3. Acepta comportamientos que tú has escogido pero que pueden disgustar a otros.
  4. Apunta cuándo te sientes culpable, por qué y con quién, y lo que pierdes al angustiarte por el pasado.
  5. Reconsidera tu sistema de valores: ¿cuáles son los valores que aceptas y cuáles los que solamente finges aceptar para no ser juzgado por los demás?
  6. Haz una lista de todas las maldades que has hecho en tu vida y cúlpate por cada una según su gravedad. El presente sigue siendo el mismo y tu culpabilidad es una actividad desperdiciada.
  7. Evalúa las verdaderas consecuencias de tu comportamiento; determina si tus actos han sido agradables y productivos para ti mismo.
  8. Enseña a quienes tratan de manipularte con la culpa que pueden afrontar las desilusiones que les cause tu comportamiento.
  9. Haz algo que sabes que te hará sentir culpable pero que en realidad no hace daño a nadie; eso te ayudará a enfrentarte con la culpa.
  10. Evita que otras personas te carguen con sus sentimientos. Por ejemplo, la respuesta a una madre que le dice a su hija He sido buena contigo todos estos años y ahora te vas de casa, sería: ¿Mamá, crees que porque me ayudaste de niña yo debería pagarte no siendo independiente?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.