Controla la ira

Respira mientras cuentas hasta cien

La ira, como cualquier emoción intensa, no es buena consejera, pues conduce a un sentimiento de culpabilidad y tristeza.

Controla la ira

Sin embargo, es posible y deseable aprender a expresar la ira, pues, en caso contrario, ésta se traduce en estados de tensión, dolores, pensamientos hostiles y desprecio hacia el otro.

Lo mejor es actuar lo antes posible. Primero hay que aceptar el sentimiento y observarlo.

El siguiente paso es reducirlo.

Luego, expresa la ira de forma asertiva, comunicando la emoción sin atacar la autoestima del otro y sin descentrarte del problema en cuestión.

De esta forma se evita el malestar y se refuerza la propia autoestima.

Cómo hacerlo

Sal del lugar donde estés: toma el aire, aíslate para escribir, intenta relajarte, cuenta hasta cien, rodéate de oscuridad o de luminosidad, dependiendo de lo que te aporte mayor relax.

Y, si lo necesitas, queda con esa persona, familiar o amigo, que siempre te ayuda a esclarecer tus pensamientos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.