El controlador

Tiene la necesidad de controlar y de estar alerta. Este tipo es tan perfeccionista y sistemático que no se permite ni perdona los errores propios o ajenos. Se siente responsable de todo lo que ocurre a su alrededor.

El controlador

Cómo tratarle

No te enfades ante sus críticas, y anímale para la acción: cuantas más cosas emprenda, menos se obsesionará.

Para adaptarse

Debe aceptar que no hay solución perfecta para todo: mejor conformarse, como los demás, con la más satisfactoria.

¿Como reconocerle?

¿Se deprime si comete un error?
¿Lleva mal un cambio de planes?
¿Da excesivas vueltas antes de decidir lo que sea?
¿Le contraría la falta más nimia?
¿Es dado a rituales: lavarse mucho las manos o comprobar cosas?
¿Es demasiado autocrítico?
¿Abandona al primer obstáculo?
¿No tiene nunca un impulso?
¿No reconoce sus errores?
¿Se preocupa en exceso por el orden y la limpieza?

Volver a Cómo reconocer a quienes nos rodean

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.