El huraño

Le domina el miedo a las relaciones íntimas y profundas, que se manifiesta con el deseo de aislamiento, la autosuficiencia y el temor al compromiso por miedo a ser herido.

El huraño

Cómo tratarle

Deja patente que mereces respeto y hazle comprender que no puede estar alejándote de su vida cuando le viene en gana y llamándote cuando le conviene.

Para adaptarse

Debe entender que los compromisos son perfectamente compatibles con el sentimiento de libertad. Eso es así cuando cada uno conoce y negocia los límites que ha de tener toda relación social.

¿Cómo reconocerle?

¿A penas da muestra de sus emociones?
¿Rehuye pertenecer a un grupo?
¿Los compromisos le agobian?
Si percibe que alguien se acerca a su intimidad, ¿pone distancia?
¿A menudo busca estar solo?
¿Necesita experimentar continuamente la sensación de libertad?
¿Nunca pide ayuda?
¿Valora sobre todo la soledad?
¿Siente invadido su espacio con demasiada frecuencia?
¿Piensa que las relaciones con otros siempre son conflictivas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.