El rebelde

La rebeldía se debe a su necesidad de reconocimiento por parte de las personas significativas de su entorno, conservando, eso sí, su total independencia. Espera lograr todas las ventajas sociales sin integrarse en el entorno. Su ánimo se debate entre la ansiedad y la ira.

El rebelde

Cómo tratarle

No discutir cuando se pone agresivo, ni seguirle la corriente si se enfada, y sí reforzar sus conductas positivas.

Para adaptarse

Tiene que confiar más en sus propias decisiones y aprender a ser más o menos flexible según las situaciones.

Como reconocerle

¿Suele protestar contra las figuras de autoridad: el padre, el jefe…?
¿Espera que los demás se adapten a su forma de vida?
¿Tiene puntos agresivos si no se respeta su forma de vida?
¿No expresa sus opiniones claramente a los demás?
¿Pide consejo y luego lo rebate?
¿Suele llevar la contraria siempre por sistema?
¿No suele aceptar puntos de vista diferentes a los suyos?
¿Le resulta difícil marcarse metas?
¿Le asusta comprometerse con un viaje, un proyecto, una relación?
¿El miedo a perder su libertad le hace estar a la defensiva?

Volver a Cómo reconocer a quienes nos rodean

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.