La felicidad es mantener a mente concentrada

Nos sentimos más felices cuando no pensamos ni en el pasado ni en el futuro.

La felicidad es mantener a mente concentrada

Más que los saltos de alegría, la imagen que se corresponde con la felicidad es la de esas personas plenamente concentradas en su trabajo o su afición.

Una investigación realizada por Matthew Killingsworth, de la Universidad de Harvard, muestra que nos sentimos menos felices cuando nos distraemos; es decir, cuando pensamos en las cosas que han sucedido o anticipamos las que pueden pasar.

Reflexionar sobre el pasado, planificar el futuro e imaginar cosas que tal vez nunca ocurran son cualidades peculiares del ser humano, pero también pueden amargarle la existencia.

Los seres humanos usan estas habilidades torpemente y tienden a reducir, en lugar de aumentar, su felicidad, apuntó Killingsworth.

En el estudio participaron 2.250 participantes de 18 a 88 años y naturales de 83 países -lo que descarta las diferencias culturales- que, en momentos aleatorios del día, respondieron a través del teléfono móvil qué hacían, cómo se sentían, si estaban pensando en algo distinto de lo que hacían y si estos pensamientos eran agradables, desagradables o neutrales.

Según el estudio, los participantes pasaban casi el 47% de sus horas de vigilia con las mentes en un estado de distracción.

Este estudio muestra que nuestras vidas mentales son invadidas por lo no presente en un grado sorprendente», dijo Killingsworth.

Hay una excepción notable. Cuando describían lo que hacían, los participantes podían elegir entre 22 actividades, que incluían caminar, comer, ir de compras, ver televisión, desplazarse o trabajar.

La única actividad durante la cual las personas parecían ser muy buenas para enfocarse mentalmente en la tarea fue hacer el amor. Durante el sexo, apenas el 10% de la gente reportó o reconoció pensamientos dis tractores.

Hacer el amor también es una de las tres actividades que hacen más feliz, junto con hacer ejercicio o conversar.

En general se sentían más felices las personas totalmente absortas en una tarea que aquellas con pensamientos agradables. En cambio, las actividades más infelices son descansar, trabajar o usar el ordenador.

El estudio ha dado indirectamente la razón a las tradiciones espirituales y las terapias que afirman que estar el aquí y el ahora es vital para evitar el sufrimiento y, por tanto, para la felicidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.