Mal humor

Irritación, cólera, expresiones tensas y actitudes poco amables y hasta agresivas son sólo algunas de las formas con las que nos expresamos cuando estamos de malhumor.

Mal humor

Este estado de ánimo es muchas veces respuesta a sucesos desagradables de la vida cotidiana y que en ocasiones puede llevarnos a generar peleas, conflictos o discusiones sin sentido que afectan tanto nuestro seno social, laboral como familiar.

Sin embargo, un grupo importante de personas padece las consecuencias de este malhumor día a día, a pesar de que las cosas en la vida le vayan bien.

Aquí, las causas de este padecimiento y, una serie de consejos para sobrellevarlo y más aún, curarlo.

Definición de un estado de ánimo

El malhumor puede definirse como una tendencia del estado de ánimo a sentirse decepcionado y hostil. Ante una decepción, la persona siente la necesidad de descargarse y lo hace sobre otra persona, sobre algún objeto o incluso sobre ella misma.

De esta manera, puede descargar su enojo con golpes o insultos hacia su familia, arrojando platos al suelo o castigándose a sí misma ingiriendo grandes cantidades de comida o bebiendo.

Una situación puntual como por ejemplo que a uno le quemen una prenda con un cigarrillo o que le suspendan un vuelo durante cuatro horas puede generar reacciones de malhumor como respuesta a una frustración.

Sin embargo, cuando este estado de ánimo pasa a sufrirse en forma frecuente y habitual puede ser expresión de un padecimiento, es decir, de algo que está realmente instalado en la persona y le imposibilita sentir placer y disfrutar de las situaciones y acontecimientos de su vida.

Personas propensas a padecer mal humor

Existen tres tipos de personas que por su personalidad son más propensas a padecer malhumor que otras y estas son la perfeccionista, la pesimista y la temerosa. Veamos cómo se manifiesta en ellas este problema.

• Persona pesimista
La manera en que afrontamos la vida es fundamental para el humor. Las personas que lo hacen con desesperanza, sin expectativa de éxito y con una actitud pesimista, manifiestan una disposición poco enérgica, poco apasionada por lo que hacen, con lo cual al no conseguir lo que querían -un trabajo, conquistar a una chica-la .desesperanza que sentían se confirma y el malhumor aparece.

• Persona perfeccionista
Generalmente, una persona que busca la perfección en todo nunca está satisfecha con los resultados de una tarea, un logro o un acontecimiento particular, al considerar que podría haberle ido mejor. Esto hace que la persona perfeccionista se sienta frustrada y, por lo tanto, malhumorada.

Persona temerosa
Este tipo de personalidad, al ser muy ansiosa, hipersensible y fácilmente irritable, tiende a evitar exponerse a situaciones de tensión o ansiedad, como ir a un evento social o llamar a aquella persona por la que sienten atracción. El hecho de desear algo pero no animarse a recorrer el camino para conseguirlo frustra a la persona y le genera mal humor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.