¿Qué es el coaching?

El objetivo del coaching no es solucionar problemas, sino lograr que uno mismo lo haga.

¿Qué es el coaching?

¿Qué significa este concepto?

Originario de EE. UU., este término se ha instaurado en Europa con mucha fuerza en los últimos años. En general, podemos decir que es un método de aprendizaje donde un experto, también llamado coach (que literalmente significa entrenador) ayuda a sacar lo mejor de sí mismo a cualquier persona.

¿Se aplica en el ámbito personal o laboral? En realidad, en los dos. Los entrenadores personales están proliferando en los últimos años y suelen solicitarse para conseguir objetivos tanto personales como laborales.

En el caso de contratar un coach a nivel particular, por ejemplo, ayudará a que uno mismo elabore una especie de «guía emocional» para analizar su situación y aclare sus dudas con el objetivo de que reconduzca su vida hacia donde le interesa.

En lo laboral, el coach suele ser una persona de prestigio, con mucha experiencia en el funcionamiento de las empresas, que ayuda a sacar el máximo partido a un profesional. ¿Cómo me puede ayudar?
Sus objetivos son:
* Mejorar el conocimiento personal y el control del las emociones negativas.
* Fortalecer el equilibrio emocional y mejorar la confianza.
* Potenciar las habilidades de comunicación, de resolución de conflictos y de relación.
* Elevar la autoestima, desarrollar la capacidad de liderazgo y la toma de decisiones.
* Ayudar, en definitiva, a conseguir la felicidad y la excelencia que todos buscamos.

¿En qué consisten las sesiones de «coaching»?

En las sesiones, coach y «paciente» conversan. Aunque, en realidad, el primero hace preguntas para que sea la persona la que encuentra sus propias respuestas.

Lo que pretende este profesional es que uno mismo se cuestione y analice hacia dónde le conviene más seguir y porqué.

En el ámbito laboral el coach puede trabajar con una persona o también en grupo. Su función es facilitar un diálogo donde se produzca un intercambio de ideas que ayuden a mejorar.

Trabajando con directivos, por ejemplo, se intenta potenciar lo mejor de ellos para que después lo apliquen con su equipo y aumente el rendimiento global. El número total de sesiones varia en función de las necesidades de cada uno.

¿Cuál es el secreto del éxito de esta técnica?

Es una buena ayuda para conseguir un cambio capaz de transformar la vida personal o laboral (o ambas facetas) de quien cree que lo precisa.

Se basa en que las personas podemos mejorar si tenemos a alguien que nos ayuda a tener una visión objetiva de «nuestra» realidad.

Igualmente, nos permitirá evaluar cómo se sienten las personas que están a nuestro alrededor y, lo que es más importante, qué podemos hacer para que esas interacciones mejoren.

¿Cómo puedo saber que acierto en la elección de mi entrenador?

Es básico que haya sintonía entre los dos desde el primer momento. Si en las conversaciones iniciales «no os entendéis», lo mejor es que pruebes con otro profesional con el que te sientas más afín. La comunicación entre ambos es primordial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.