Retomar viejas amistades

La vida a veces nos aleja de las personas, pero si por ambas partes existe el interés y hay voluntad podemos volver a acercarnos a ellas.

Retomar viejas amistades

Quiero recuperar a mis amigos

Mira con ojos nuevos
Decidir volver no es dar un paso atrás. Es imposible encontrarse las cosas tal y como las dejamos porque todo evoluciona. Toma el pasado como una experiencia que te ayudará a afrontar el regreso como un nuevo reto lleno de posibilidades.
Evita la profecía autocumplida
No puedes conocer el resultado de una acción no realizada. Así que no te adelantes al daño. Si lo haces, afectará a tu actitud ante las diferentes situaciones y tus temores terminarán haciéndose realidad.
Confía en tus recursos
La experiencia de haber vivido en un país, ciudad o entorno distinto al acostumbrado puede ser un atractivo tanto para los antiguos amigos como para las futuras personas que se vayan a conocer. Además, ya tienes experiencia en hacer nuevas amistades.

Las cosas nunca serán como eran antes. Las personas evolucionamos y nuestra vida cambia, es normal. Cuando decidimos retornar a un lugar donde transcurrió una etapa de nuestra vida, hay que tener en cuenta los siguientes puntos:
Ten expectativas realistas. Volver supone también un cambio, por lo que debes organizar tu nueva vida. No olvides que cuentas con recursos poderosos: tu ilusión, tu fuerza, tus habilidades para relacionarte… Y los retos nos proporcionan felicidad.

Interésate por tus amigos. Vuelve a reencontrarte con las anécdotas, pero también aprende a conocer quiénes son en la actualidad. Mantén un contacto regular con ellos.

Exprésate con naturalidad. Si te vas sintiendo cómodo, hazles saber que te gustaría que contasen contigo en sus planes y también haz tú alguna propuesta. No te muestres exigente, dales tiempo.

Redescubre qué tal te llevas, quizá con alguno puede que mejor que antes y también todo lo contrario.
Muéstrate receptivo ante lo nuevo.

Regresar es, en parte, comenzar en un sitio nuevo, así que muéstrate propicio a conocer gente.

Vincúlate a alguna actividad que te guste y exprésate tal y como eres. No estés pendiente de agradar y tampoco seas crítico con tu conducta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.