Rivalidad en la familia

Cuando la conducta de hermanas, padres o hijos nos molesta, conviene expresarlo de forma directa y cuanto antes, y abrirnos al diálogo.

Rivalidad en la familia

Asumir otros puntos de vista

Aunque nos parezca algo obvio y para nosotros la situación sea clarísima, debemos pensar que el otro no tiene por qué darse cuenta, y expresar, cuanto antes mejor, nuestra opinión y nuestros sentimientos.
• Expresarse a tiempo y con sinceridad
Si demoramos el tiempo, iremos incrementando nuestro malestar y haciendo más difícil manifestar directamente lo que pensamos. Es necesario no perder el control, no gritar y mantener la mirada serena.
• Estar abiertos al diálogo
El intercambio de opiniones contribuye a coordinar los esfuerzos de los miembros para controlar el conflicto. El diálogo y la buena predisposición atenúa cualquier enfado. Para alcanzar acuerdos hay que asumir que nosotros también hemos de ceder.
Las personas podemos ser injustas y cometer errores en un momento dado. Pero las cosas pueden cambiar. Para ello, lo más importante es pensar que es posible y trabajar en esa dirección. Ocultar los problemas lleva a ir acumulando rabia y odio, y nunca a buscar y encontrar soluciones.

Los siguientes puntos pueden ayudar a resolver esta situación

• Afrontar el conflicto
Al no expresar claramente las causas del distanciamiento, el problema se va haciendo más destructivo, y a la larga más difícil de resolver. Si esta situación se perpetúa en el tiempo, el coste emocional será mayor.
• Favorecer el entendimiento
El enfado pone barreras para expresar el conflicto. Cuando asusta la discusión, se evita el enfrentamiento, pero hay que entender que se pueden poner las cosas claras sin enfadarse ni perder el control.
• Expresar sentimientos
Antes de que se produzca más resentimiento, hay que hablar de cómo os sentís, de la rabia, de la irritación que os han producido determinadas actitudes, y expresar también vuestro compromiso de reconcialización.
• Respetar las diferencias individuales y mostrar tolerancia ante los diferentes puntos de vista
No se trata de dar la razón a lo que nos digan, sino de expresar nuestra opinión. Y también escuchar los argumentos de la otra parte con apertura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.