Sé consciente de tus poderes

Las personas muy sensibles viven y experimentan de una forma más profunda el mundo. Su don les otorga múltiples cualidades y talentos.

Sé consciente de tus poderes

El sensible tiene gran coraje cuando defiende sus creencias

El mundo necesita seres sensibles, con una mayor conciencia de las cosas y de sí mismos. La sensibilidad te otorga una gran creatividad que puedes utilizar en cada cosa que hagas.

Tus ideas son importantes, lo que ocurre es que también tienes una mayor capacidad de sentirte profundamente afectado por los cambios en la conducta y en las emociones de los demás.

Es mejor no jugar a adivinar lo que pensarán los otros, sino atreverte a proponer tus iniciativas y esperar la respuesta.

No todas tus ideas serán buenas, pero seguro que tienes algunas muy válidas para aportar al mundo y a tu entorno, por lo que estaría bien que les dieras una oportunidad.

Alta calidad emocional

La empatía, la compasión y la amabilidad con los demás son virtudes que te caracterizan. Sabes cómo se siente tu interlocutor y eres capaz de ponerte en su lugar para entenderle mejor.

Esta es una habilidad que los demás agradecen mucho, pues no todo el mundo es capaz de comprender, de saber escuchar e incluso de dar soluciones a sus problemas.

Del mismo modo, eres capaz de manejar tus emociones, puesto que tu inteligencia emocional está muy desarrollada.

Sabes cómo actuar en cada momento y qué decir para que otros se sientan bien. Esta es una herramienta magnífica para la convivencia, y un ejemplo de educación y sociabilidad que también resulta muy necesario hoy día.

La verdad te hace libre

Eres un ser auténtico, que ve las cosas con gran claridad mental, a pesar de las muchas sensaciones y emociones que captas a través de tus sentidos.

Para ti la verdad tiene un valor que muchos no quieren darle. Sin embargo, te has dado cuenta de que no siempre se recibe del mismo modo, dependiendo de quien la escuche.

Algunas personas parecen repeler todo lo que suena a sincero, y hablan desde la hipocresía. Pero es necesario decir la verdad para avanzar en la vida, para conocerse y conocer, para que cada uno aprenda su lección.

Si te topas con personas que no están preparadas para comunicarse con honestidad, no eres tú quien ha de renunciar a ser sincero.

Como escribió Max Ehrmann en su poema Desiderata: Di tu verdad serena y claramente; y escucha a los demás, incluso al torpe y al aburrido; ellos también tienen su propia verdad.

La fe te hace fuerte

Los artistas son siempre personas muy sensibles que utilizan medios como la escritura, la pintura o la música para expresar su mirada especial y su particular manera de concebir el mundo. No hace falta recordar las aportaciones que el arte ha regalado a la sociedad.

Por otro lado, muchas personas altamente sensibles han dedicado sus vidas a los demás, y colaboran con organizaciones que protegen a otros seres sensibles como los niños, los animales y todos los desprotegidos. Defienden los derechos de los que no pueden defenderse a sí mismos gracias a su capacidad para la empatía y la compasión.

El amor a la verdad de las personas sensibles les hace ser muy coherentes, pues necesitan actuar en consonancia con lo que sienten y lo que piensan.

Por eso, cuando defienden una causa honesta y noble, su vulnerabilidad se transforma en coraje y fortaleza.

La intuición te hace sabia

En general sabes cómo van a reaccionar los demás, porque tu sensibilidad te provee de una intuición muy desarrollada.

Quizás no hagas demasiado caso a esas corazonadas, pero haz la prueba. Por ejemplo, dedícate a observar bien a alguien mientras habla; luego intenta adivinar rasgos de su personalidad, y por último pregúntale si coincide con la realidad.

Carl Jung decía que las personas muy sensibles son buenas educadoras y promotoras de la cultura, pues están dotadas de gran vida interior, de la que nuestra civilización está muy necesitada.

Opinaba que están naturalmente más influenciadas por el inconsciente, que les da una información de máxima importancia en cada momento.

Volver a Sé conciente de tu sensibilidad

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.