La viudez 3

Aprender a sobrevivir

No hay ninguna receta fácil para afrontar la viudez, pero los expertos ofrecen algunas sugerencias que le ayudarán a sobrevivir.

Ante todo está pedir ayuda profesional para que le ayude a pasar lo peor. Incluso si usted piensa que está llevando las cosas bastante bien y está rodeada de familiares y amigos que la quieren, la aflicción por la pérdida del marido y el hecho de tener que crear una nueva vida pueden ser dos cosas largas y difíciles.

«Yo organicé todo para ir a ver a un asesor una vez al mes durante dos años» dice Paloma. No quería agotar a mis amigos. Usted necesita contar su historia tantas veces.

Aunque sabía que tenía unas pocas amigas que seguirían escuchándome, tenía que decírselo a alguien más.»

Muchas viudas desarrollan algunos síntomas de depresión aguda, como insomnio, pérdida de peso, aislamiento o crisis de llanto que perduran durante un año o más después de su muerte.

Se ha visto en estudios realizados que las mujeres que reprimen sus emociones tienen más problemas físicos y psicológicos que aquellas que no; es por esto por lo que es tan importante tener a alguien comprensivo con quien hablar.

El asesor o un grupo de apoyo para viudas pueden ser muy útiles durante los momentos difíciles, sobre todo para hacer frente a la soledad. «El único motivo por el que volvía a casa era porque sabía que tenía que dar de comer al perro. La idea de entrar en una casa vacía era insoportable.»

Si usted tiene niños pequeños tendrá que hacer frente a sus sentimientos de dolor en unos momentos en los que sus recursos son escasos. El asesor o un grupo de apoyo pueden ayudarle a aprender cómo consolar a sus hijos, cuyas reacciones ante la muerte pueden ser muy distintas a la suya.

Llegar

Es posible que también necesite ayuda con las cuestiones prácticas. Algunos asesores y grupos de apoyo especializados en la aflicción pueden ayudarle con todo, desde administración del dinero a encontrar un trabajo y oportunidades de formación.

Por desgracia, en algunos casos usted necesita que le ayuden a hacer nuevos amigos, sobre todo aquellos que comprendan lo que usted está pasando.

Una de las cosas más difíciles, aunque no crea que le puede pasar a usted, es que muchos de sus amigos le dejarán sola. No saben qué hacer con usted. Algunas mujeres tendrán miedo de que usted muestre interés por sus maridos. A veces las personas intentarán encontrarle pareja. Puede ser violento. Usted se siente una chiquilla.

A menudo, sus viejos amigos le harán sentirse peor al intentar que se sienta mejor. «Se va a encontrar con personas que no sabrán qué decirle, o que dicen cosas como, «eres suficientemente joven, te volverás a casar» o «ya ha pasado mucho tiempo, tienes que levantar la cabeza».

Si no desea hablar con los demás, e incluso si lo desea, escribir un diario de sus pensamientos y sentimientos puede serle muy útil. Paloma, escritora y autora de libros infantiles, escribió en su diario todos los días. Lo encontraba reconfortante, dice ella, sobre todo cuando sentía que estaba luchando sin avanzar nada. «Miraba las anotaciones de mi libro y veía lo lejos que había llegado» dice ella.

Sigue leyendo >>>

También puede interesarte:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.