Cómo prevenir el abuso

Ten en cuenta los consejos de los expertos cuando inicies una relación sentimental. No se trata de desconfiar de todo el mundo, sino de prestar atención.

Cómo prevenir el abuso
Las señales que delatan una relación abusiva son detectables ya en las primeras citas: ¿te sientes cómoda con él o temes cometer un error?, ¿bromea sobre aspectos tuyos de los que te sientes insegura?, ¿te trata con frialdad sin motivo?, ¿mira y habla con admiración de otras mujeres mientras se asegura de que te das cuenta?

La respuesta afirmativa a cualquiera de estas preguntas indica que puedes estar iniciando una relación peligrosa.

Informarse es prevenir

El maltratador escoge a su víctima con cuidado, realiza sus primeras tentativas al inicio y va extendiendo su control hasta apoderarse, incluso, de los pensamientos y sentimientos de su víctima, que acabará por creer que se somete por voluntad propia.

Es muy importante que prestes atención a los indicios de abuso de poder. No pasar por alto las señales de alarma, considerar su gravedad y poner distancia cuanto antes depende sólo de ti. Las mujeres tenemos que aprender a no asociar automáticamente determinadas acciones con intenciones positivas.

Se tarda en saber cuáles son los verdaderos objetivos de un desconocido; por este motivo hay que prestar atención a todo lo que ocurra, y no sólo a lo que encaje con las ilusiones sentimentales.

Consejos para poner en práctica ya

Siempre que inicies un nuevo contacto sentimental:
• Estáte muy atenta. Hazte a la idea de que, si no, podrías caer en la trampa.

• No creas todo lo que te dice. Los maltratadores saben mentir muy bien para conseguir lo que quieren.

• Presta atención a cómo te aborda. Un hombre que se te acerca de forma insistente, a pesar de que le demuestras que no te interesa, puede ser problemático.

• Comprueba si existen discrepancias entre lo que dice y lo que hace. Muchos maltratadores se autocalifican de «feministas» y «sensibles».

• Limita el tiempo que pasas con él en las primeras citas, para darte espacio y poder reflexionar y saber qué sientes realmente.

• No te dejes embaucar por un imaginario futuro de cuento de hadas.

• No le cuentes todos tus secretos e intimidades antes de que salga de ti.

• No te fíes de los elogios desmedidos hacia tu persona, y menos cuando acaba de conocerte.

• Estáte atenta a su consumo de drogas o alcohol.

• Fíjate en cómo habla sobre los hombres en general. Si sostiene que «Todos los hombres son…, pero yo no», te está diciendo mucho de sí mismo.

• Alerta ante los comentarios que te incomodan y no te gustan.

• Ten cuidado si te da órdenes, te critica o elige por ti. Por ejemplo, la comida en un restaurante o la ropa que debes ponerte.
• Observa si se enfada, juzga a otros y se queja con facilidad.

• Fíjate en si culpa de todo a los demás, si no admite sus errores o los minimiza como si no fuesen lo graves que son.

• Vigila sus precipitaciones: ¿te ha invitado a ir de vacaciones a los pocos días de salir juntos, te ha propuesto ya matrimonio o lo ha sacado a relucir en alguna conversación?

• Recuerda que tu juicio te puede fallar cuando estás atravesando una crisis. No te comprometas ni tomes decisiones a largo plazo con un hombre que hayas conocido durante una etapa así. Espera a que tus emociones se hayan sosegado.

• No te fíes de ningún hombre que intente llegar a ti a través de tus hijos. Si es un hombre sincero y respetuoso no intentará vincularse a ellos sin que le hayas dado permiso, y hasta que te conozca mejor.

Volver a maltratadores

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.