¿Ilusión o amor verdadero?

¿Cómo es posible darse cuenta de que aquello que experimentamos es un amor auténtico y no una simple ilusión?

¿Ilusión o amor verdadero?

El enamoramiento nace de un gran impulso vital que no consigue realizarse en la existencia habitual. Parece que la parte emotiva más profunda intenta realizarse y salir al descubierto para proponernos una fuerte sensación que da prioridad absoluta a alguien sobre cualquier otra persona, cosa o situación.

Conscientemente buscamos conservar los esquemas del pasado, nuestras antiguas relaciones y nuestros objetos.

Esta nueva potencialidad que se manifiesta ahora tiende, sin embargo, a imponerse a todo aquello que antes tenía un significado para nosotros y que ahora corre el riesgo de perderlo.

No se trata de un acto voluntario, sino de un proceso emotivo-mental interior profundo y poderoso.

Cuando nos enamoramos de la persona que puede completarnos, iniciamos muchos intentos, exploraciones de la relación e ilusiones.

En esta fase del enamoramiento, tal como afirma Francesco Alberoni en Innamoramento e amore, «el estado naciente del amor y del enamoramiento se enciende e inicia una reestructuración del campo existencial».

En este momento, nos parece que todo nos dice que hemos encontrado nuestra alma gemela y, sin embargo, esta todavía no parece la persona adecuada.

Algunas personas dicen que se enamoran más tarde, o que tienen la impresión de estarlo simultáneamente de distintas personas. En realidad, todo ello se debe a que el verdadero enamoramiento no ha llegado todavía.

Cuando surge el amor, la relación con la persona amada se hace exclusiva, total. La imagen de ella, como dice Alberoni, se expulsa pero vuelve y se impone.

Es de gran importancia, para evitar la ilusión y la tortuosa y dolorosa repetición de uniones y abandonos, iniciar un conocimiento psicológico del propio carácter y del de la persona amada, o mejor, de la candidata al enamoramiento.

Si bien los procesos psicológicos que regulan el amor tienen características irracionales e inconscientes, de difícil explicación lógica, la psicología puede ayudarnos realmente a recorrer y realizar nuestra plenitud sentimental.

La primera etapa clave parte del conocimiento que tenemos de nosotros mismos para llegar después al que poseemos sobre los demás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.