La vida compartida

La pareja compone la comunidad de menor tamaño, pero no por ello ha de ser inamovible y debe trastornar y absorber por completo a los individuos que la componen.

Debe realizarse un trabajo de reestructuración de todo aquello que pertenece a cada individuo, pero para aprovechar al máximo las oportunidades de éxito se tiene que saber aplicar una visión antropológica, capaz de considerar el pasado y reutilizarlo en el presente con la finalidad de proyectarlo hacia el futuro.

La vida compartida

Por tanto, no debe negarse lo que se ha sido, sino que hay que valorar todas las cosas que cada uno de los amantes es capaz de aportar a la vida común.

Con frecuencia, los celos pueden obstaculizar este recorrido. La pasión y la carga afectiva son tan intensos que pueden llevar al enamorado a intentar eliminar todo lo que ha sucedido en la vida del amado antes del encuentro amoroso.

Estas reacciones pueden limitar la libertad y la riqueza de la pareja. No basta con una reconsideración de los compromisos personales y una revisión de las relaciones sociales para construir los nuevos parámetros de referencia.

El sentimiento, si es puro, exige partir de cero para poder expresarse y conseguir un espacio propio. La fundación de la pareja es de tal manera que, si bien se produce un auténtico renacimiento, no decidido racionalmente sino al que se ha llegado por intuición, forma un «nosotros» que no elimina, sin embargo, el «yo» y el «tú».

En el amor, la pareja está íntimamente absorbida por la intuición del significado de una realidad que observa, directa e inmediatamente, la esencia de ambos individuos; se manifiesta algo que mira, por un lado, al «yo» en su totalidad y, por otro, a la persona amada completa, al «tú».

Por medio de la voluntad racional de reconocer y valorar el sentimiento de nuestros «yo» y «tú» se consigue crear la pareja de amor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.