¿Le dijiste adiós?

Ilusiónate con tu nueva vida

¿Le dijiste adiós?
No esperes demasiado antes de actuar, pues la manipulación psicológica puede volverte muy insegura y vulnerable, con lo que se hará más difícil que puedas escapar.

• No continúes saliendo con él por pena.

• No te centres sólo en las promesas y en los buenos momentos e ignores la gravedad de las señales de peligro.

• Ten presente que no tienes por qué justificarte ante él si quieres poner fin a la relación.

• Recuerda, sobre todo, que los mal tratadores sólo pueden ejercer su «magia» si ignoras las señales de manipulación y te centras en las recompensas que te prometen. El maltratador no puede controlarte sin más, a menos que tú le cedas el control.

Una buena decisión

Si ya estás lista para apartarte de él, seguramente te prometerá que va a cambiar. Incluso puede que acepte ver a un psicólogo o leer libros sobre el maltrato.

Es posible que intente cambiar durante un tiempo, pero la realidad es que modificar este tipo de conducta requiere un esfuerzo constante durante años, pues también se deben cambiar las creencias y los valores de base.

Según el psiquiatra Luis Rojas Marcos, lo peor es que en el agresor no hay sentimiento de culpa; él sigue las normas de comportamiento masculinas aprendidas desde la infancia, y éstas son las que le dan identidad. La verdadera prevención consiste, pues, en una educación en valores y en la no discriminación desde la primera infancia.

Lucha por tu felicidad

Debes tener muy presente que, aunque tenga buenas intenciones, sólo un pequeño porcentaje de los maltratadores (menos de un diez por ciento) cambia su forma de actuar.

La mayoría de ellos vuelve a las andadas o, incluso, al saberte más en su poder, empeoran y aumentan el número y grado de intimidaciones, amenazas, críticas, acusaciones, vejaciones, humillaciones, maltratos y violaciones. No permitas que esto ocurra.

Si ya lo has decidido, aléjate de él sin mirar atrás. Centra tus esfuerzos en recuperar tu fortaleza emocional, en transmutar la pesadilla vivida por experiencias positivas que vuelvan a hacerte sonreír, en buscar la felicidad dentro de ti. Eres fuerte, y puedes lograrlo.

Volver a maltratadores

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.