Tu pareja es tu espejo fiel

Tu pareja es tu espejo fiel

El seno de la pareja es donde mejor podemos conocernos con nuestras dos caras: las zonas oscuras del miedo y las luminosas del amor.

Cada relación es un encuentro con uno mismo reflejado en el espejo del otro, y una oportunidad para volvernos conscientes. Ninguno de los dos enamorados es la perfección a los ojos del otro, ninguno es depositario de la verdad, pero cada uno a los ojos del otro es el paso para llegar a la verdad.

Rupturas y lecciones

El alma gemela, realiza el trabajo espiritual menos grato: enfrentarlo a uno con sus propias sombras y sus lecciones más amargas. Únicamente una persona que te ama profundamente está dispuesta a apoyarte y a asumir ciertos roles que a nadie le gusta interpretar. Pero ¿por qué a veces tenemos que separarnos de personas a las que amamos?

El sentido de la ruptura.

Algunas relaciones entre «almas gemelas» se inician entre grandes conflictos o pueden acabar en separación. Es difícil comprender por qué algo tan valioso puede llegar y marcharse. Sin embargo, en un sentido real no hay tal abandono. «Las relaciones son eternas, no porque comporten una unión sin final, sino por su significado eterno», expresa Samsó.
El aprendizaje de la separación.

Cuando dos personas se han enseñado lo que debían y se han entregado cuanto podían ofrecerse, entonces quizás deben separarse para preparar el próximo encuentro. La ruptura conlleva un camino de nuevos aprendizajes para dar los siguientes pasos y acercarnos, así, a nuestro verdadero potencial.

Muchas veces, no es el momento de que dos personas estén juntas, pues su camino de crecimiento las separa. Esto no impide que tal vez algún día sus caminos vuelvan a confluir.

Amor versus temor

Cuando tu mente se llena de amor, no existe cabida para el miedo. En cada relación, siempre nos enfrentamos al mismo dilema: ¿elijo el amor o el temor? Todas las relaciones son una versión adaptada de este desafío, o las conviertes en tu cielo o en tu infierno. En ambos casos siempre serán tu gran lección.

El miedo incluye aspectos como:

Falta de seguridad en uno mismo.
Necesidad, aferramiento, autocompasión, falta de autoestima, desconfianza, falsas creencias («No merezco ser amado»), celos, absorbencia, control del otro, manipulación…

Temores hacia el futuro

La incertidumbre ante lo que vendrá provoca temores: «¿Y si me arrepiento?»,»¿Y si mi ex cambiara su manera de ser y otra persona disfrutara de los beneficios que yo no tu ve?», También están los temores a equivocarse, sufrir, ser abandonado, no ser correspondido… Temores hacia el pasado.

Las relaciones que temen el dolor pasado están condenadas a repetirlo una y otra vez. Allí donde está presente el temor, no ingresa el amor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.