¿Eres una mujer segura o acomplejada?

Las exigencias que las personas se autoimponen se manifiestan en forma de complejos. Su origen se podría sintetizar en baja autoestima, inseguridad y desinformación. En todos los casos, aparecen cuando una parte del cuerpo o la personalidad disgusta y se reacciona castigándose a uno mismo.

¿Eres una mujer segura o acomplejada?

Esto también se debe a cómo estas personas han sido vistas y evaluadas por sus padres en la infancia y en la adolescencia. Y cómo esa evaluación se ve reforzada por mandatos culturales que dicen que hay que ser de una manera establecida, porque el diferente no es aceptado.
Quienes tienen esta actitud pueden perderse una infinidad de experiencias. Por eso, es importante encontrar la raíz del problema y tratar de combatir aquello que los está acomplejando. Para saber cuál es tu caso, responde con sinceridad las siguientes preguntas:

1. ¿Necesitas el respaldo de los demás a la hora de tomar decisiones?

 
 
 

2. Si alguien expone un punto de vista distinto al tuyo…

 
 
 

3. Cuando tienes que tomar una decisión…

 
 
 

4. Cuando algo te sale mal…

 
 
 

5. Si tienes a tu cargo una actividad de gran responsabilidad…

 
 
 

6. ¿Te has quedado sin intentar cosas por miedo a no ser capaz de realizarlas?

 
 
 

7. ¿Te comparas a menudo con los demás o sueles pensar en cómo actuaría otra persona en tu lugar?

 
 
 

8. Cuando tienes que hacer una elección…

 
 
 

9. Cuando vas a una reunión social…

 
 
 

10. Cuando alguien hace un comentario desfavorable en tu contra…

 
 
 

11. Cuando quieres hablar de algo serio ¿das muchas vueltas antes de encontrar el tema?

 
 
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.